sábado, 23 febrero 2019

El Comercio de Continentes

E-mail

 

Antes del siglo diecinueve, las travesías transatlánticas entre América y Europa se hacían en barcos de vela, lo cual era lento y a muy peligroso. Con los barcos de vapor, las travesías se convirtieron más rápidas y seguras. Entonces, empezaron en surgir grandes compañías oceánicas con travesías muy frecuentes. Pronto, el hecho de construir el mayor trasatlántico, rápido o lujoso, se convirtió en un símbolo nacional.


comerciosDesde el siglo XVII en adelante, casi todas las travesías transatlánticas con destino Norteamérica, el puerto de llegada era el de Nueva York. Pronto el comercio trasatlántico convirtió Nueva York en el primer puerto de Norteamérica, y como consecuencia, atrajo la mayor parte de las futuras mercancías transatlánticas y todo el tráfico de pasajeros. Nueva York, se convirtió en la capital comercial de los Estados Unido y una de las ciudades más importantes, del mundo Antes de la revolución del transporte del siglo XIX, las mercancías de consumo tenían que ser manufacturadas cerca del lugar de destino.


Era económicamente, inviable transportar mercancías desde un lugar distante. Junto con la revolución industrial, se llevaron a lugar una serie de innovaciones en el transporte que revitalizaron el comercio. Ahora, las mercancías podían ser manufacturadas en cualquier lugar y ser transportadas de una manera muy barata a todos los puntos.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos